Parece que el mundo se ha parado y, los ataques online de phishing van en aumento. Ahora que todos nos quedamos en casa y pasamos mucho más tiempo en internet, las estafas online se disparan y muchas personas son víctimas de ellas. Os dejo una guía util para ayudaros a combatir el phishing.

Pero, ¿Qué Son El Phishing Y Las Estafas Online?

Nacido alrededor de 1995, solo 4 años después de la aparición del primer sitio, el phishing se refiere a la práctica de usar correos electrónicos y sitios web engañosos para obtener ilegalmente información personal de los usuarios. Esa información (nombres de usuario, contraseña, tarjetas de crédito) se utiliza más tarde para robar dinero o más información.

La palabra “phishing” en sí es una combinación de “fishing” (pesca) y “phreaks”, que era lo que los hackers solían llamarse a sí mismos. La práctica del phishing se considera una forma de ingeniería social, que es un término para manipular a las personas al representarse falsamente en un contexto de seguridad web.

¿Cómo Puedes Protegerte Del Phishing?

El phishing realmente puede costarte mucho, desde dinero robado hasta grandes violaciones de datos en tu empresa, es imprescindible tomar precauciones de seguridad adecuadas. Hemos creado una breve lista de las cosas que debes tener en cuenta para mantenerte seguro en internet.

1. Presta Atención Al Remitente Y A La URL En Tus Correos Electrónicos

De las estafas más comunes es falsificar una gran marca enviando un correo electrónico con su nombre (y generalmente una paleta de colores), y decir que hay algo mal en tu cuenta y pedirte que inicies sesión “para solucionarlo”. Por lo general, el aspecto del correo electrónico es muy similar al de la marca original, sin embargo, hay una manera segura de distinguir si estás ante un correo real de la marca auténtica.

Verifica la dirección de correo electrónico: los estafadores no pueden crear direcciones de correo electrónico con el nombre de dominio real de la empresa, por lo que en lugar de [email protected] generalmente se verá como [email protected] ¡Mira cuidadosamente la dirección de correo electrónico y no solo el nombre que aparece en tu cliente de correo electrónico!

Verifica la URL antes de hacer clic: si colocas el ratón sobre la URL provista en el correo electrónico, generalmente revelará el dominio al que está apuntando, para que puedas ver a dónde lleva realmente este correo electrónico. Si no es el dominio oficial de la marca, no hagas clic en él.

2. Evita Descargar Archivos Adjuntos De Correos Electrónicos Que No Esperas

A veces, el correo electrónico parece correo electrónico comercial legítimo y no pretende ser una gran empresa, sino que envía un archivo adjunto que contiene algún tipo de malware. El correo electrónico a menudo se estructura como una oferta comercial o un correo electrónico enviado por la propia empresa/jefes del destinatario que contiene archivos con información confidencial.

Si no sabes quién es el remitente, definitivamente no abras ningún archivo adjunto. Si conoces al remitente, pero no esperas nada de ellos, o si hay algo sospechoso, es mejor omitirlo también. Llama al remitente y pregúntale si tenía intención de enviarte algo, ya que a veces los estafadores piratean los buzones de correo electrónico de las personas y los usan para ataques de phishing enviando spam a sus contactos.

El formato más común para los archivos adjuntos es zip (.exe generalmente no está permitido), sin embargo, incluso los archivos de Microsoft Office pueden contener virus, así que estate atento a todo tipo de archivos adjuntos.

3. Siempre Revisa El Sitio Web En El Que Aterrizaste

Si haces clic en un enlace de phishing (generalmente recibido por correo electrónico o mensajes instantáneos), a menudo te llevará a algún tipo de sitio web. El propósito de estos formularios suele ser el de conseguir tu información más confidencial: nombres de usuario y contraseñas.

Antes de completar cualquier dato, verifica la dirección del sitio web en la barra de direcciones del navegador.

Los estafadores pueden crear un sitio web que se parezca mucho al diseño de la marca respectiva, pero no pueden usar su dominio oficial o tener el nombre de la marca en el dominio (suponiendo que la marca esté protegida por marca registrada). Por lo tanto, a menudo, estos dominios pueden parecerse al nombre de una marca, pero nunca serán el original y tendrán símbolos, letras o palabras adicionales.

Por lo general, los dominios fraudulentos se ven sin sentido y, a veces, el diseño y el flujo también parecen extraños, especialmente si se trata de una marca conocida que a menudo se ve.

Por ejemplo, al iniciar sesión en Gmail, Google nunca te pedirá que selecciones tu proveedor de correo electrónico ni que introduzcas tu correo electrónico y contraseña en la misma pantalla. Por lo tanto, el flujo que verás a menudo en los sitios de phishing está diseñado para parecerse al original, pero no lo es.

4. Ignora Solicitudes De Dinero

Otro tipo de estafa online que los ingenieros sociales suelen utilizar es crear una identidad falsa y pedir dinero de alguna forma. Por lo general, es una “lotería ganada” o una persona en problemas, pidiendo ayuda y que necesita que le envíes una pequeña cantidad de dinero con la promesa de que obtendrás mucho más a cambio.

Algunas veces estas estafas pueden tomar la forma de extorsión. Uno popular fue un correo electrónico que circuló en los últimos años, declarando que los usuarios habían sido grabados a través de sus propias cámaras web viendo contenido para adultos y se les pedía dinero. En realidad, este ataque de estafa fue tan aterrador que apareció en las noticias ya que la gente estaba aterrorizada. ¡Comprensible!

De cualquier manera, si recibes una solicitud de dinero por parte de extraños, generalmente es una estafa. Nunca des dinero o información financiera sin importar cómo se presente la situación.

¡Recuerda que todo lo que los estafadores necesitan es solo una dirección de correo electrónico para causar daños graves! El uso cuidadoso de Internet es clave para proteger tu privacidad y bienestar en la web.

Mantente seguro, mientras estás y trabajas desde casa, y siempre protege tus datos en internet.

DESCARGA GRATIS
AHORA MISMO TU EBOOK

 

 

Aquí tienes tu ebook gratuito !!!

Una guía en la que te detallo como Asegurar Wordpress Sin Plugins.

Gracias, ya tienes tu ebook en tu correo electrónico